La reimpronta

Me gustaría explicar brevemente en qué consiste la reimpronta, una terapia modificadora elaborada por Robert Dilts y que utilizo mucho en mi terapia con PNL e Hipnosis Clínica.

 ¿Qué son y cómo se producen las improntas?

Una impronta es un acontecimiento pasado significativo a partir del cual se formó una creencia o un conjunto de creencias. Todas las formas de curación, ya sea física o psicológica, reconocen el hecho de que los comportamientos actuales con frecuencia han sido creados o configurados por comportamientos y sucesos pasados. Para nosotros lo más importante de las experiencias pasadas no es el contenido de lo que ocurrió, sino la impresión o creencia que la persona se formó a partir de esa experiencia.

El concepto de iLorenzmpronta procede de Konrad Lorenz, que estudió el comportamiento de las crías de pato cuando salían del cascarón. Lorenz descubrió que los patitos recibían una impronta de la figura materna durante el primer día (o primeros días) de vida. Para ello se fijaban en el movimiento, de manera que si algo se movía a su lado en cuanto salían del cascarón, los patitos lo seguían y ese algo «se convertía» en su madre. Lorenz, por ejemplo, se movía, y los patitos lo seguían. También descubrió que si más tarde los reunía con su verdadera madre, los patitos no le hacían ningún caso y seguían pendientes de él.

Konrad Lorenz y sus colegas creían que las improntas se establecían en ciertos periodos neurológicamente críticos, y que una vez pasado el periodo crítico, lo que quedaba «impreso», fuera lo que fuese, era permanente y no susceptible de cambio.

Timothy Leary investigó el fenómeno de impronta en los seres humanos. Partiendo de la base de que el sistema nervioso humano es más refinado que el de los patos y otros animales, determinó que, en las condiciones adecuadas, se podía acceder a los contenidos que se habían improntado en anteriores periodos críticos y se los podía reprogramar o reimprontar.

Leary también identificó diversos periodos críticos significativos en el desarrollo de los seres humanos. Las improntas establecidas durante tales periodos determinaban creencias profundas que configuraban la personalidad y la inteligencia del individuo, determinando creencias sobre la supervivencia biológica, el bienestar y los apegos emocionales, la destreza intelectual, el papel social y la apreciación.

Las improntas pueden ser experiencias significativas «positivas», que conducen a creencias útiles, o bien experiencias traumáticas o problemáticas que conducen a creencias limitadoras. Es típico, pero no siempre ocurre, que impliquen la incorporación inconsciente de un «modelo de rol» de otra persona significativa (por ejemplo, los padres, hermanos, abuelos…). En el momento en que los patitos salían del huevo no decían: «Caramba, esta madre me parece muy rara; más vale que me asegure bien»; su cerebro probablemente decía: «Así es cómo son las madres». Los seres humanos hacen el “mismo” tipo de cosas.

Adoptar el punto de vista de otro y tomarlo como modelo

Los niños se hallan en una intensa relación dinámica con sus padres, en el curso de la cual improntan (internalizan) algunas de sus creencias y pautas de comportamiento y las asumen como propias. Las improntas no son necesariamente lógicas. Se trata de una cosa intuitiva, que ocurre típicamente en los periodos críticos del desarrollo.

ejemplo de los padres a los hijosEn la infancia, la mayoría de nosotros carece de un auténtico sentido de la propia identidad, de manera que fingimos ser otra persona y con frecuencia copiamos nuestro «modelo de rol» con todas sus características.

Lo que es usted como adulto depende en muchos aspectos de la incorporación de los modelos adultos con los que se crió. Su modelo de persona adulta posee las características de aquellos otros que fueron significativos en su pasado personal, características que se consolidan en tempranas maneras de creer y de comportarse que convirtió en parte de su ser a una temprana edad. Estas creencias y pautas de comportamiento emergen cuando llega a cierta edad y deja de ser un niño; por eso es tan importante, en el proceso de Reimpronta, tratar con las otras personas implicadas además de con el «yo» más joven.Imitando a papa

Una vez trabajé con una mujer que quería hacer más ejercicio y estar en forma. Cuando empezamos a acercamos al cambio que ella deseaba, presentó una reacción muy fuerte. «¿Qué la detiene?», le pregunté, y me contestó: «Si hiciera este cambio, me gustaría de veras a mí misma». Eso no me pareció nada malo, así que le pregunté en qué sentido representaría un problema. La mujer me dijo: «Si me gusto a mí misma, pierdo a las personas que me importan». Le pregunté que de dónde venía eso y resultó que había precedentes en la historia de su familia.

Cuando otros miembros de su familia hacían algo bueno para ellos, su pareja se sentía amenazada y no podía afrontarlo. Entonces se rompía la relación. Cuando mi cliente contemplaba su futuro, el hecho de estar haciendo algo bueno para ella misma le producía una mala sensación, una sensación relacionada con algo perteneciente al pasado de otra persona que le había servido como «modelo de rol». De manera que es posible tener poderosas creencias limitadoras que resultan de imaginarse lo que sería estar en el lugar de otra persona.

La reimpronta en terapia 

El proceso de reimpronta envuelve que uno pueda localizar eventos o periodos de tiempo de su vida relacionados con su síntoma actual. Revisitamos determinados funcionamientos, estados o tensiones que hemos vivido desde otra perspectiva. Lo que nos hace sufrir son las grabaciones que tenemos, no la realidad en sí.

nuevo-hermanitoAl externalizar estos eventos es mucho más fácil poder verlos desde fuera, reflexionar y reevaluar las creencias que uno se ha formado a partir de ahí. El resultado son nuevos conocimientos y entendimientos, llegando a crear conexiones con los recursos que fueron necesarios pero no estaban disponibles por las propias circunstancias. Uno no está buscando una solución a un evento del pasado, sino más bien una integración de las etapas de la vida, actualizar nuestras creencias y el sentido de identidad con respecto al sistema de relaciones que hemos tenido con personas significativas.

Nuestra manera de pensar nos roba mucha energía vital. Una buena manera de darse cuenta, es estar atento a las tensiones del cuerpo. Si hay alguna tensión hay algún aprendizaje limitado, limitador, y limitante. En algún lugar de la vida he aprendido a funcionar así. ¿Cuál es el resultado de este trabajo? Que puedas reapropiarte de ti mismo. Porque hasta ahora uno esta con su energía vital en las manos de pensamientos que ha aprendido sobre si mismo. Por ejemplo, si se parte del presupuesto de que soy débil, ¿cómo voy a manejarme con el otro?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s