Duelo

 

Terapia para Perdonar en Reus

Terapia para la Depresión en Reus

Sé selectivo en tus batallas

tener_paz_mejor_tener_razon

 a veces tener paz es mejor que tener la razón”.

Definición de hijo

definicion_de_hijo_saramago

“…hijo es un ser que Dios nos prestó para hacer un curso intensivo de cómo amar a alguien más que a nosotros mismos, de cómo cambiar nuestros peores defectos para darles los mejores ejemplos y, de nosotros, aprender a tener coraje. Sí, ¡eso es!; ser madre o padre es el mayor acto de coraje que alguien pueda tener, porque es exponerse a todo tipo de dolor, principalmente de la incertidumbre de estar actuando correctamente y del miedo a perder algo tan amado. ¿Perder?, ¿cómo?, ¿no es nuestro?, fue apenas un préstamo …el más preciado y maravilloso préstamo ya que son nuestros sólo mientras no pueden valerse por si mismos, luego le pertenece a la vida, al destino y a sus propias familias. Dios bendiga siempre a nuestros hijos, pues a nosotros ya nos bendijo con ellos”. (José Saramago)

Ódiame o ámame, ambas están a mi favor.

odiame-o-amame-ambas-estan-a-mi-favor-si-me-

Si me amas, siempre voy a estar en tu corazón, si me odias, siempre voy a estar en tu mente. William Shakespeare

Si tu vida se esta poniendo difícil…

vida dificil

felicidades, es porque estas subiendo de nivel.

Cuando tu pareja te da más problemas que felicidad

problemas-pareja

y tú sigues ahí, entonces hay dos personas que no te quieren. Una de ellas, eres tú.

Un día llegué a cierto punto del camino y lo supe

 

fortalezas.jpgSoy más fuerte de lo que imaginaba

Psicólogo en Reus

psicologo

Las cosas son como son

sufrir_aceptacion.jpg

Sufrimos porque las hemos imaginado distintas

Hay tantas realidades como puntos de vista

puntos_de_vista

¿Buena suerte o mala suerte? Quién sabe

cuento-sufí-buena-suerte-mala-suerte-quien-sabe

Había una vez un hombre que vivía con su hijo en una casita del campo. Se dedicaba a trabajar la tierra y tenía un caballo para la labranza y para cargar los productos de la cosecha, era su bien más preciado. Un día el caballo se escapó saltando por encima de las bardas que hacían de cuadra. El vecino que se percató de este hecho corrió a la puerta de nuestro hombre diciéndole:

-Tu caballo se escapó, ¿qué harás ahora para trabajar el campo sin él? Se te avecina un invierno muy duro, ¡qué mala suerte has tenido!

El hombre lo miró y le dijo:

-¿Buena suerte o mala suerte? Quién sabe.

Pasó algún tiempo y el caballo volvió a su redil con diez caballos salvajes con los que se había unido. El vecino al observar esto, otra vez llamó al hombre y le dijo:

-No solo recuperaste tu caballo, sino que ahora tienes diez caballos más, podrás vender y criar. ¡Qué buena suerte has tenido!

El hombre lo miró y le dijo:

-¿Buena suerte o mala suerte? Quién sabe.

Más adelante el hijo de nuestro hombre montaba uno de los caballos salvajes para domarlo, cayó al suelo partiéndose una pierna. Otra vez el vecino fue a decirle:

-¡Qué mala suerte has tenido! Tu hijo se accidentó y no podrá ayudarte, tú ya eres viejo y sin su ayuda tendrás muchos problemas para realizar todos los trabajos.

El hombre, otra vez lo miró y dijo:

-¿Buena suerte o mala suerte? Quién sabe.

Pasó el tiempo y en ese país estalló la guerra con el país vecino de manera que el ejército iba por los campos reclutando a los jóvenes para llevarlos al campo de batalla. Al hijo del vecino se lo llevaron por estar sano y al de nuestro hombre se le declaró no apto por estar imposibilitado. Nuevamente el vecino corrió diciendo:

-Se llevaron a mi hijo por estar sano y al tuyo lo rechazaron por su pierna rota. ¡Qué buena suerte has tenido!

Otra vez el hombre lo miró diciendo:

-¿Buena suerte o mala suerte? Quién sabe.

Existen dos tipos de “cansancio”

quitar-cansancio.jpg

Uno por la necesidad extrema de dormir, y el otro por la necesidad extrema de paz. bensalut.com