Todo saldrá bien

todo_saldra_bien

Es fácil lucir perfecto

es-facil-lucir-perfecto-cuando-no-has-hecho-nada

cuando no has hecho nada

¿Qué va a decir la gente?

El amor de tu vida

amor_vida_parejas

El amor de tu vida también tiene derecho a irse con el amor de su vida, y después llegara otro amor y te propondrá otra vida.

Tanatología

duelo

No te preocupes por el paso del tiempo

ENVEJECER-CON-HUMOR.jpg

Ocúpate de tus pasos por el tiempo
bensalut.com

El Querer y el Deber

debo_quiero_dudas.jpg

Disfruta de tu presente

cambios_juventud.jpg

Nunca volverás a ser tan joven como en este momento.

bensalut.com

Estrés

estres_prisas.jpg

Vivir apurado para estar en todos lados,
(pero no estar en ninguno)
bensalut.com

Sobreprotección

sobreproteccion.jpg

Resolverle la vida no es ayudarlo, es incapacitarlo.
bensalut.com

Terapia para la Depresión en Reus

 

¿Buena suerte o mala suerte? Quién sabe

cuento-sufí-buena-suerte-mala-suerte-quien-sabe

Había una vez un hombre que vivía con su hijo en una casita del campo. Se dedicaba a trabajar la tierra y tenía un caballo para la labranza y para cargar los productos de la cosecha, era su bien más preciado. Un día el caballo se escapó saltando por encima de las bardas que hacían de cuadra. El vecino que se percató de este hecho corrió a la puerta de nuestro hombre diciéndole:

-Tu caballo se escapó, ¿qué harás ahora para trabajar el campo sin él? Se te avecina un invierno muy duro, ¡qué mala suerte has tenido!

El hombre lo miró y le dijo:

-¿Buena suerte o mala suerte? Quién sabe.

Pasó algún tiempo y el caballo volvió a su redil con diez caballos salvajes con los que se había unido. El vecino al observar esto, otra vez llamó al hombre y le dijo:

-No solo recuperaste tu caballo, sino que ahora tienes diez caballos más, podrás vender y criar. ¡Qué buena suerte has tenido!

El hombre lo miró y le dijo:

-¿Buena suerte o mala suerte? Quién sabe.

Más adelante el hijo de nuestro hombre montaba uno de los caballos salvajes para domarlo, cayó al suelo partiéndose una pierna. Otra vez el vecino fue a decirle:

-¡Qué mala suerte has tenido! Tu hijo se accidentó y no podrá ayudarte, tú ya eres viejo y sin su ayuda tendrás muchos problemas para realizar todos los trabajos.

El hombre, otra vez lo miró y dijo:

-¿Buena suerte o mala suerte? Quién sabe.

Pasó el tiempo y en ese país estalló la guerra con el país vecino de manera que el ejército iba por los campos reclutando a los jóvenes para llevarlos al campo de batalla. Al hijo del vecino se lo llevaron por estar sano y al de nuestro hombre se le declaró no apto por estar imposibilitado. Nuevamente el vecino corrió diciendo:

-Se llevaron a mi hijo por estar sano y al tuyo lo rechazaron por su pierna rota. ¡Qué buena suerte has tenido!

Otra vez el hombre lo miró diciendo:

-¿Buena suerte o mala suerte? Quién sabe.

Si estás atravesando un mal momento

mal_momento_caminando.jpg

sigue caminando, lo malo es el momento, no tú.
bensalut.com

Algún día encontraremos algo mucho mejor…

confianza_esperanza.jpg

-quizás no- Quizás encontremos algo mucho mejor.