La libertad de ser uno mismo

En una sociedad donde imperan los juicios de valor es importante la autenticidad. Hay que conocerse bien y no tener miedo a indagar en nuestro interior. 

 La libertad de ser uno mismoEn los años que llevo acompañando a la gente en su desarrollo personal, observo que hay ciertas preguntas que nos planteamos prácticamente todos en algún momento de nuestra vida y que prevalecen desde la Antigüedad. Tendemos a darle vueltas a cuestiones del tipo ¿quién soy yo realmente? o ¿cómo puedo llegar a ser yo mismo? Hay una tendencia a martirizarse, a funcionar bajo unas creencias que nos bloquean y estresan ante el cambio y la incertidumbre. Las personas se orientan a menudo por lo que creen que deberían ser y no por lo que son en realidad. Se vive demasiado condicionado por los juicios de la gente y se trata de pensar, sentir y comportarse de la manera en que los demás creen que debe hacerlo. Es como si quisiéramos ser quienes no somos.

Occidente ha creado una sociedad competitiva en la que aspiramos al éxito y la excelencia, y no se lleva bien el fracaso. Desde la infancia aprendemos juegos de competición y somos considerados por otros como hábiles o torpes, buenos o malos. En el colegio nos juzgan los profesores y compañeros de clase. Sentimos la presión de tener que ser el número uno en nuestra promoción, en el deporte, en definitiva, en nuestro ámbito. En vez de disfrutar de cada etapa, nos centramos en procurar ganar para alcanzar el primer puesto en todo, y esto va configurando la identidad de cada uno.

El papel de los padres también es básico: frases como “esto es bueno”, “no seas malo” o “esto no se hace” son típicas en el vocabulario de los progenitores. Pero el abuso de este tipo de indicaciones puede menguar el carácter del niño. Crecemos dando importancia a la opinión de los demás y a su mirada, ya que determinan nuestro valor en la comunidad. Una vez adentrados en el mundo universitario y laboral, la cantidad de maneras en las que podemos fracasar sube en escalada. Cada encuentro con alguien puede recordarnos algo en lo que somos inadecuados. Desde el estilo de ropa hasta el corte de pelo. Alguien le dirá que se relaje y disfrute más, otro le reclamará que no trabaja suficiente y que está desperdiciando su talento; alguno le recomendará que se centre en la lectura o que hinque más los codos. Por otro lado, la imagen que proyectan los medios de comunicación también puede generar frustraciones personales. ¿Tiene la presión normal, ha viajado suficiente, cuida a su familia, está al día de política, su peso es el adecuado, hace suficiente deporte, ha visto la última película más taquillera? Este tipo de cuestiones hace sentir que cualquiera no está a la altura de las circunstancias.

El filósofo existencialista Sören Kierkegaard (1813-1855) señalaba que la forma más profunda de desesperación es la de aquel que ha decidido ser alguien diferente. El psicoterapeuta estadounidense Carl R. Rogers decía al respecto: “En el extremo opuesto a la desesperación se encuentra desear ser el sí mismo que uno realmente es; en esta elección radica la responsabilidad más profunda del ser humano”.

La libertad de ser uno mismoCuando el individuo decide mostrar su verdadera personalidad debe tomar consciencia de qué visión tiene de su persona. Cuando logramos tener esa imagen realista no nos ahogamos con objetivos inalcanzables ni nos infravaloramos con propósitos que nos empequeñecen. Para ello debemos plantearnos metas adecuadas a nuestro carácter. Un ejemplo: el que quiere adelgazar pero no se ve más delgado. Por mucho esfuerzo que haga, no será duradero y volverá a ganar peso, porque sigue sin verse más flaco. Si quiere perder peso de verdad tendrá que cambiar la imagen que tiene de sí mismo y modificar ciertos hábitos mentales y de conducta.

Para ser uno mismo es necesario conocerse y ser consciente de hasta qué punto la imagen que uno tiene de su persona coincide con su yo real y auténtico. Se trata de dejar de verse como una persona inaceptable, indigna de respeto, inútil, poco competente, sin creatividad, obligada a vivir según normas ajenas e insegura. Hay que aceptar las imperfecciones. Cuando logre verse como alguien con fallos que no siempre actúa como quisiera, disfrutará más y se cuidará mejor.

Los epicúreos griegos reseñaban la importancia de ejercitarse en evocar el recuerdo de los placeres pasados para protegerse mejor de los males actuales. Sin ir tan lejos, la indagación apreciativa, un método basado en la nueva psicología positiva que surgió en los ochenta, nos invita a buscar las experiencias más significativas de nuestra vida, descubrirlas y revivirlas. Todos hemos vivido alguna historia positiva y significativa. Rescatarla del pasado y apreciarla en el presente nos dará confianza. Por otro lado, para poder ser uno mismo, uno debe conocer su núcleo vital, es decir, todo aquello que le mueve y motiva para seguir adelante. Esta esencia vital le llena de esperanza, mientras que si uno vive en sus sombras acaba desesperándose, se angustia, se apaga y se deprime. Incluso puede llegar a ser agresivo consigo mismo. Nietzsche decía al respecto: “El mal amor a uno mismo hace de la soledad una cárcel”.

Cuando esto ocurre, es fácil que uno se enclaustre en su pequeño mundo, donde su percepción se vuelve borrosa porque se ha desconectado del importante núcleo vital. Entonces vienen a la cabeza preguntas como estas: ¿qué debería hacer en esta situación, según los demás? o ¿qué esperarían mis padres, mi pareja, mis hijos o mis maestros que yo hiciera? En este estado se actúa según pautas de conducta que, de alguna forma, le impone la gente que le rodea. Esto le reprime y su capacidad creativa queda mermada. Entonces es fácil entrar en rutinas para “quedar bien” y se dejan de explorar nuevas posibilidades.

Cuando uno logra de nuevo conectar consigo mismo se vuelve más creativo y las preguntas cambian: ¿cómo experimento esto?, ¿qué significa para mí? Si me comporto de cierta manera, ¿cómo puedo llegar a darme cuenta del significado que tendrá para mí? Es decir, por fin ha pasado de plantearse qué estarían esperando los demás y empieza a considerar qué es lo que realmente quiere usted. Para ello es necesario abandonar las barreras defensivas con las que se ha enfrentado a lo largo de su vida y experimentar lo que ha estado oculto en el interior. Así podrá llegar a convertirse en una persona más abierta, desarrollará una mayor confianza en sí misma, aceptará pautas internas de evaluación, aprenderá a vivir participando del proceso dinámico y fluyente que es la vida.

Ser uno mismo y vivir sin máscaras implica sinceridad y autenticidad. Para el jesuita Francisco Jálics, ser auténtico es más valioso que ser sincero: la persona sincera dice lo que piensa; la auténtica, en cambio, lo que efectivamente siente. Para ser uno mismo hay que ser soberano de la propia personalidad, es decir, plenamente autónomo y completamente propio. Para ello, además de quitarse las máscaras, debe deshacerse de los malos hábitos y de las opiniones falsas. Debe desaprender. Los filósofos de la Antigüedad aconsejaban incorporar las siguientes prácticas para lograr esta independencia mental: encender la luz de la razón y explorar todos los rincones del alma, filosofar, dedicar tiempo para ocuparse de sí mismo, prestar atención a cada una de nuestras necesidades, evitar las faltas o los peligros, establecer relaciones consigo mismo, adquirir el coraje que le permitirá combatir las adversidades, cuidarse de manera que uno se cure y convertir estos ejercicios mentales en una forma de vida. Como decía el filósofo griego Epicuro, nunca es demasiado pronto ni demasiado tarde para que uno se ocupe de su propia alma.

 

bensalut.com

Miriam Subirana

Cierra el ciclo y olvida a tu ex

celosRealmente los ciclos en sí no se cierran, estamos en un constante ciclo de ciclos que están interconectados entre sí; gracias a uno empieza gradualmente el que le sigue. El problema es que nos quedamos mentalmente atorados en el pasado y frenamos nuestro propio avance hacia el presente. Aplicado a la relación de pareja, cerrar un ciclo no significa que olvidas a tu ex por completo, significa que descubres la evolución dentro de ti a partir de dar por terminada esa relación.

Un ciclo es una serie de momentos en nuestra vida impregnados de ciertos sentimientos agradables o desagradables a los cuales nos apegamos. (Sí, también nos apegamos a los desagradables).

¿Qué no es cerrar un ciclo?

  • Pensar que eso que viviste ya no existe más o que fue parte de otra vida tuya en esta Tierra
  • Esperar que jamás volverás a pensar en esa persona, esperar que realmente la olvidarás
  • Pensar que lo que viviste fue una farsa y necesitas quemarlo y destruirlo
  • Querer hacer un “reset” en tu mente y empezar de cero o ser el que eras antes
  • Empezar una nueva relación de pareja inmediatamente después de terminar la pasada

¿Qué sí es cerrar un ciclo?

  • Observar quién fuiste dentro de esa relación y descubrir aspectos tuyos que no conocías
  • Asimilar la evolución dentro de ti y crecer con esa experiencia para crear una nueva, diferente y con un mayor nivel de conciencia
  • Volver a despertar los sentimientos positivos que te generó esa relación dentro de ti (no porque ya no está la persona significa que dejas de sentir amor)
  • Agradecer por lo que sí viviste y sí recibiste
  • Recordar con cariño a tu ex, sin guardarle enojos o resentimientos
  • Fortalecerte a partir de esa relación y determinar qué deseas para la próxima

Recordar para vivir, en lugar de olvidar para respirar

¿Por qué se es difícil cerrar ciclos?

Básicamente por la existencia de lo que viene siendo el apego. Ese famoso vínculo afectivo que hacemos con las personas y objetos que nos rodean.  Es la idea de que la persona, situación u objeto tiene el poder de generarnos ciertos sentimientos agradables dentro de nosotros, y por eso, su pérdida o ausencia, significa la pérdida y ausencia de ese sentimiento agradable. Es como si se llevara consigo un pedazo de nosotros mismos. Sentimos que al terminar con nuestro ex se lleva consigo nuestra alegría, ilusión, cariño, confianza y satisfacción en la vida.  Nos apegamos a la persona y creemos que ella es la fuente de nuestra alegría, que gracias a ella sentíamos ciertas cosas y que por lo mismo, nada más con ella podríamos sentirlo. Tu ex pareja no era la fuente de esos sentimientos agradables dentro de ti, esos sentimientos se generaron dentro de ti, desde ahí brotaron, no llegaron del exterior. Tú eres el que decide dejar brotar esos sentimientos y quien le pone ciertos requisitos para dejarte hacerlo. Ninguna relación será igual, así como ningún enamoramiento lo será, el que te vuelvas a enamorar va a depender de qué tan abierto estés a esa posibilidad, de dejarte sorprender.

¿Cuáles son los intentos fallidos para olvidar a tu ex?

  • Fugarte en relaciones pasajeras y superficiales que te distraen y te proveen de cierta adrenalina, para de nuevo sentarte el domingo por la tarde a pensar… no es lo mismo que con fulanito o fulanita
  • Buscar incansablemente personas que se parezcan a tu ex, con la ilusión de que al compartir características, compartirás sentimientos.  Lo único que logras con esto es reafirmarte a ti mismo que ninguna persona es como él o ella. ( Y claro, eso es verdad)
  • Cerrarte en tu mundo interior, enojarte con el sexo opuesto y verlos como tu peor enemigo, vivir con cierta acidez y desilusión ante la vida, creyendo que así, enojado, olvidarás más rápido a tu ex
  • Realizar actividades en exceso como fumar, beber, salir de fiesta, drogarte, comer, (cualquier actividad que busques con desesperación de tenerlo ya y ahora) intentando llenar ese vacío que crees que esa persona te dejo ante su partida.

Impedimentos para avanzar a nuevos ciclos

olvidar

  • Sentir que perdiste dentro de tu interior eso que sí recibiste y sí viviste, como la famosa frase de ¿entonces todo fue una mentira?
  • Creer que difícilmente volverás a sentirte de esa manera en el futuro, y de cierta forma eso es cierto, de esa misma exacta manera solamente con esa persona te sentiste, pero eso no significa que no puedas sentir algo todavía algo más profundo e intenso con alguien más
  • Sentirte culpable o 100% responsable de haber terminado la relación
  • Echarle toda la culpa o responsabilidad a la otra persona

Entonces, ahora sí…

¿Cómo dejar en el pasado a tu ex?


Deja de esforzarte por olvidar

Olvidar es para las personas con problemas de memoria (amnesia). Como probablemente tú no tienes ese problema, deja de esperar que olvidarás a tu ex.  Tu ex fue real, lo que viviste con esa persona fue real, y no se trata de que lo olvides, se trata de que agradezcas que existió, tomes lo que recibiste, te fortalezcas, y cojas fuerza para estar contigo mismo y si te apetece poder estar con alguien más.

Entiende lo que realmente sucedió

Si terminas una relación y te pilla por sorpresa, es porque seguramente no quisiste ver la realidad a tiempo, pasaste por alto pequeños avisos o señales de lo que estaba pasando, preferiste seguir creyendo en la ilusión, dejando de ver al otro, dejando de ver la relación. Probablemente la otra persona hizo lo mismo, pretendiendo que todo estaba bien, actuando como si nada, dejando de escuchar las señales dentro de ella que le decían que el ciclo estaba estancado, hasta que con la acumulación, explotó y dio por terminado todo. Ninguna relación permanece de la misma manera para toda la vida, pues ninguna persona permanece siendo el mismo toda la vida.  Todos vamos cambiando y evolucionando, y si frenas esa evolución en ti, la frenarás en la relación.  O quizás querías que la relación fuera igual siempre, y eso mismo fue lo que generó que se estancara. Así es que comprende lo que realmente sucedió sin culpar a nadie, simplemente con consciencia para poder aprender y hacerlo diferente la próxima vez.

Fortalécete y reinvéntate en tu interior

aumentar-la-autoestima

Si realmente quieres evitar que en el futuro te vuelvan a lastimar, aumenta tu autoestima, se honesto contigo mismo y con la relación, abre los ojos a las señales, aprende técnicas de comunicación para llegar a acuerdos, toma en cuenta los sentimientos de la otra persona, se auténtico y manda el mensaje que realmente quieres mandar, conoce al otro por quien realmente es más allá de la imagen, date valor a ti mismo dentro de la relación. Si te das valor a ti mismo desde el principio en una relación, permanecerás en una relación positiva.  Pero si desde el inicio de la relación estás al servicio del otro y te olvidas de ti mismo, aumentan las probabilidades de que salgas lastimado.

Enamórate de ti mismo 

Quizás suene cursi o demasiado optimista, pero realmente la mejor manera de superar a tu ex, es enamorándote de ti mismo. Si contigo estás completo dejas de necesitar de alguien más, y el estar en pareja se convierte en un compartir de tu felicidad, no en un requisito para ser feliz.

Descubre el aprendizaje 

Lo ideal es que cada relación que tengamos se convierta en un avance y crecimiento en el entendimiento de nosotros mismos, en discernir nuestras preferencias, en definirnos para entonces crear lo que deseamos para nuestro presente y futuro. El pasado en realidad no existe, siempre es un maestro de quienes somos, nos da información muy valiosa de cómo percibimos la realidad. Tu relación pasada quizás te enseñó aspectos muy valiosos de ti mismo y si los descubres, te será más fácil seguir adelante.

Confía 

Confía en la realidad de que si terminó es porque tenía que ser así, por más que para ti todo estuviera perfecto, si para la otra persona no era así, es porque había algo en la relación que no estaba funcionando. Confía en ti mismo, eres capaz de volver a generar esos sentimientos dentro de ti. Confía de nuevo en las personas que te rodean, no porque una te lastimó, significa que las demás harán lo mismo.  El que una persona te lastime significa que basabas tu felicidad en ella, y si fue así, entonces es momento de reubicar en qué basas tu realidad. Los demás sólo tienen el poder de lastimarte si tú lo permites, si tú les entregas ese poder. Realmente no deberíamos de tener miedo a salir lastimados, pues eso depende de nosotros mismos, no de los demás.pareja ilusion

 

Identifica lo que se llevó y lo que te dejo

Ubica qué es lo que tú sientes que perdiste junto con esa persona, qué sentimientos o cualidades en tu interior sientes que se llevó, puede ser tu confianza o amor, lo que tú sientas que se llevó, solamente ubícalo. Lo que se llevó es una ilusión, pero lo que te dejó no. Es imposible agradecer algo que no hayas recibido, así es que haz una lista con todo eso que agradeces de esa relación.

Deja de querer recrear el mismo enamoramiento

A veces pensamos que nos enamoramos de nuestro ex porque tenía ciertas cualidades físicas o de personalidad, y creemos que solamente de esa manera nos podremos volver a enamorar, o que el enamoramiento siempre lleva una secuencia dentro de nosotros. Eso no es así, cada vez es diferente, y si sigues aferrado a encontrar lo mismo de antes, tan sólo te frustrarás.

Avanza

La mejor manera de avanzar es simplemente actuando, moviéndote, accionándote.  Si ya lo estás haciendo y sientes que no te ha dado resultados, observa lo que sí has estado recibiendo, quizás no es tu expectativa, quizás no es lo que esperas, pero seguramente sí estás avanzando, reconócete por eso. Aclaro, avanzar no es tener una nueva relación o volverte a enamorar, avanzar es sentirte libre y tranquilo contigo mismo, y entonces en el momento que menos lo esperes, llegará la persona que resuene con tu energía. Deja de avanzar y súbete al tren de la vida que ya está sucediendo, aunque tú estés ahí esperando a que te vuelva a suceder lo mismo de antes.

Ritual de despedida

nuevo_comienzo

Necesitas de 15 minutos a 1 hora, (dependerá de ti) para hacer el siguiente ejercicio.

  1. Busca un lugar y momento en el que estés tu solo y te sientas libre de expresarte
  2. Siéntate en una silla e imagina que frente a ti tienes a tu pareja pasada
  3. Empieza por decirle lo primero que te venga a la mente, lo que sientes, si estás enojado por algo este es el momento de decírselo, desahógate de todo aquello que te gustaría decirle
  4. Empieza a agradecerle por todo lo que recibiste y aprendiste de él o ella y de la relación
  5. Pídele que te regrese todo aquello que crees haber perdido junto con su partida, que te regrese tu alegría, tu confianza o tu pasión, lo que sea que hayas sentido que se llevo al irse
  6. Cierra los ojos y siente como vas recuperando esos sentimientos agradables dentro de ti y date cuenta que nacen de ti, con o sin esa persona
  7. Si necesitas pedirle algo más, hazlo
  8. Explícale lo que vas a hacer ahora en tu vida y cómo te vas a relacionar con los demás.
  9. Despídete imaginando inclusive que le das un abrazo
  10. Párate y es muy importante que le digas “ahora voy a continuar con mi vida” e imagines cómo le das la espalda y te vas

Otros puntos importantes

  • Haz una revisión de todos los mensajes, cartas o mails que tengas y decídete a borrarlos, cada vez que lo borras le das las gracias.
  • Lo mismo con los objetos materiales, agradéceles y despídete de ellos.
  • Evita hablar mal de esa persona o de querer justificar con otras razones su ruptura, en el fondo tu amaste a esa persona y de nada sirve ahora poner a los demás en su contra, pues en el fondo te sentirás culpable.
  • Distingue el apego que te hace sentir un sufrimiento o vacío en la barriga por su ausencia, y ten la valentía de tener paciencia para recuperar tu paz interna, dándote amor a ti mismo.
  • Deja de idealizar a tu pareja pasada, pensando que era perfecta y que nunca nadie más lo será.
  • Evita ponerle requisitos a las nuevas personas que van entrando a tu vida en base a tu experiencia pasada, no porque te haya ido mal con un… alto, no significa que con todos los altos te irá igual (aplícalo con características más internas).
  • Ábrete a la posibilidad de enamorarte en cualquier momento y de cualquier persona, con la idea clara en tu mente de que cada vez será diferente.

          Y tú… ¿Qué necesitas recuperar dentro de ti?

BenSalut
Fuente: desansiedad.com

Hipnosis Clínica en Reus

paz_mental_pensamientos

Yo trato de encontrarme conmigo, el problema…

encontrarme_conmigo

…es que estoy llena de gente.

Ahora entiendo…

Soy_yo

…no es que sea diferente, es que soy yo.

Encuentra tu equilibrio

Encuentra tu equilibrio

Cuando entendamos que no es un día más sino un día menos. Empezaremos a valorar Lo que realmente importa.

Perdonar

perdonar

…es poder ir al pasado y volver ileso

La gota que colmo el vaso

la_gota_que_colmo_el_vaso

Tendríamos que dejar de echarle la culpa a la gota que colmó el vaso, y hacernos cargo de la comodidad con la que nos sentamos a esperar a que se llenara.

El secreto para tomar buenas decisiones

buenas_decisiones

¿Qué impacto tendrá esta decisión en los próximos 10 minutos?
¿Y dentro de 10 meses?
¿Y de 10 años?
bensalut.com

Ser positivo…

felicidad_optimista

Ser positivo no significa que no puedas tener pensamientos negativos.
Solo significa que no dejas que esos pensamientos tomen el control de tu vida.

Deja de buscar la felicidad…

melancolia_felicidad

…en el mismo lugar dónde la perdiste.

Aplica esto en lo que quieras

lo_necesito