Si estás atravesando un mal momento

mal_momento_caminando

sigue caminando, lo malo es el momento, no tú.
bensalut.com

Anuncios

Tu no eres tus pensamientos

pensamientos_negativos

No eres la charla que oyes dentro de tu cabeza. Eres el Ser que oye esa charla.

Tú puedes ser el que le ayude

14358636_1759581647645929_1512022013739434369_ntrastornoestresposttraumatico14368880_1759581624312598_2315662285588108659_n14368858_1759581607645933_8224410335819807925_nsalud-mental

¿Vemos el vaso medio vacío o medio lleno? ¿Somos optimistas o pesimistas?

como_luce_el_mundo_segun_el_cristal_con_el_que_se_le_mire

Los optimistas insisten en que vivimos en el mejor de los mundos, mientras que a los pesimistas les preocupa que pueda ser así. Los optimistas se fijan en el lado hermoso o brillante de las cosas y consideran que cada derrota no es más que un retroceso temporal. Cuando se enfrentan a un mala situación, la perciben como un desafío y trabajan muchísimo para darle la vuelta. Esperan un futuro mejor y creen que pueden tener éxito en lo que se propongan hacer. Además, perciben a los otros como si éstos tuvieran una opinión positiva sobre ellos.

Esta clase de actitud hacia la vida conlleva que los optimistas sean, por definición, más felices que los pesimistas. Y ese optimismo da su fruto: las personas que piensan positivamente es más probable que hagan que les sucedan cosas positivas; se enfrentan con más éxito a los acontecimientos estresantes; disfrutan de una buena salud (son menos vulnerables a la enfermedad) y tienen más éxito. Y lo que es más, su optimismo es contagioso. El pensamiento positivo de una persona suscita pensamientos positivos en otras.

Por el contrario, los pesimistas descalifican lo positivo, ya que lo ven todo a través de un filtro negativo. Lamentablemente, ese pesimismo acostumbra a ser, con frecuencia, una profecía que se cumple a sí misma. Para aumentar aún más los efectos negativos, los pesimistas pueden desalentar a los demás con su actitud negativa, con lo que refuerzan su estado mental negativo. Mientras que los optimistas se crean su propio cielo y disfrutan del viaje, lo pesimistas son los arquitectos de su propio infierno, adoptando el papel de torturador. Como creen que los malos acontecimientos son inevitables y duraderos, abandonan la esperanza con facilidad. Experimentan una falta de eficacia para cambiar el curso de los acontecimientos de sus vidas.

No hay duda de que cualquier perspectiva hacia la vida necesita equilibrio. Un exceso de optimismo (sí, existe una cosa así) conduce a que uno se engañe a sí mismo y a actuar de una forma destinada al fracaso, mientras que un pesimismo excesivo conduce a la parálisis. Si vamos a involucrarnos en una toma de decisiones eficaz, necesitamos tener la capacidad de distinguir entre las cosas que podemos controlar y las que no, una distinción que un optimismo saludable intensifica.

Cuando te sientas solo…

bacterias

…recuerda que hay miles de millones de bacterias que viven en tu cuerpo y que significas el mundo para ellas.

¿Y si en lugar de esperar lo creamos ya?

vacaciones

¿Estas encorvado en este momento? No te preocupes, es algo que todos hacemos

deprimido

Según los estudios el tener mala postura puede aumentar los sentimientos depresivos, disminuir tu energía y enlentecer la circulación sanguínea. También puede afectar tu respiración, darte un incomodo dolor de espalda y cuello, problemas a la voz (ya que la mala postura comprime la laringe), indigestión, transito lento, entre otros. Os dejo aquí algunas sugerencias que podrían ayudarnos a tener una mejor postura:

Descubre tu tipo de postura de pie y de lado en un espejo de cuerpo entero comprobando la posición de la pelvis y los hombros. El 70% de las personas al estar de pie balanceamos nuestra pelvis hacia atrás, como resultado de pasar demasiado tiempo sentados. También podemos encontrar la pelvis balanceada ligeramente hacia delante como otro tipo de postura. Es necesario devolver la pelvis a su posición neutra, alineada bajo su cuerpo.

  • Para los que balancean la pelvis hacia atrás, aprieta los glúteos lo suficiente para lograr meter tu trasero asegurándote de que tu espalda baja mantenga una suave curvatura.
  • Las rodillas deben apuntar hacia delante.
  • Tira suavemente hacia arriba el área entre el ombligo y el pubis comprobando que la línea de la cintura se encuentra horizontal y cercana a esta zona.
  • Lleva tus hombros ligeramente hacia atrás y ligeramente hacia dentro el mentón, los lóbulos de las orejas deben estar por encima de la clavícula (no delante ni atrás).
  • Camina erguido, mantén la mirada hacia delante, llevando tus hombros hacia atrás y apretando los músculos del abdomen. La cabeza debe mirar hacia delante ya que al bajarla esta pone mucha tensión en tu cuello, para ver mejor por donde caminas baja la mirada pero no el cuello.
  • Si tienes que llevar un bolso intenta que este sea lo más liviano posible, cambiando de hombro, o mucho mejor, utilice un bolso de 2 tirantes o mochila así tus brazos se mantienen libres. Llevar objetos en las manos restringe el movimiento de oposición de los brazos y las piernas.

Practicar la forma correcta de alinear tu cuerpo cuando estas sentado, puede prevenir problemas de cuello y espalda. Trata de seguir una de estas sugerencias:

  • Tu cabeza debe estar por encima de tu trasero, ni delante ni atrás. Si te sientas inclinado hacia delante los músculos de tu cuello y espalda alta trabajan en exceso y se fatigan.
  • Asegúrate de que los lóbulos de las orejas están por encima las clavículas y lleva tus hombros hacia abajo y hacia atrás.
  • Apoya los pies por completo en el suelo, las rodillas deben estar a la altura o justo por debajo de las caderas; si es necesario utiliza un utensilio para apoyar los pies. Las caderas y las rodillas deben estar flexionados en 90º, los tobillos y las rodillas deben estar separados al ancho de los hombros. Evita cruzar tus piernas o tobillos ya que esto desalinea la pelvis y la columna.
  • Relájate, no te sientas tan rígido.

¡Muévete¡ Camina de vez en cuando si llevas muchas horas en una sola posición y estira los músculos de la espalda, brazos, piernas y cuello. Cada vez que te des cuenta; ¡cambia tu postura!

La carta para los días de lluvia

H15596_10152342701515066_37104465_nay un ejercicio muy sencillo de terapia breve que consiste en que construyamos un recurso positivo para ayudarnos en los malos momentos. Es una tarea de un fuerte valor simbólico que nos recuerda nuestros recursos y fortalezas. También puede hacerse para motivarnos a conseguir un objetivo específico, por ejemplo; un trabajo. En los momentos en que uno está más bajo de ánimo nos sirve para reconectar con alternativas, soluciones y aspectos que funcionan bien en nuestra vida.

¿En qué consiste?

Escríbete una carta, en un momento en el que te sientas bien, que esté dirigida a ti mismo/a. En esta carta exprésate apoyo, habla de tus cualidades y fortalezas, date buenos consejos sobre qué hacer para sobrellevar un día malo, explícate qué cosas has hecho otros días que te han ayudado a estar de mejor humor, en qué aspectos eres afortunado/a, qué personas te quieren y te aportan cosas positivas, etc.

La carta puede escribirse en un papel especial y guardarse en un sobre. Ponerla en un lugar de fácil acceso. En los días en los que uno se siente decaído/a, bloqueado o pesimista simplemente lee la carta, ayudará a reconectarte con tus recursos.

Ejemplo:

“Querida Ariadna,

Quiero empezar esta carta recordándote lo capaz que eres de luchar por lo que quieres. Eres una persona fuerte que te esfuerzas cada día por ser alguien mejor. Entiendes a los demás y los ayudas sin esperar nada a cambio. Eres alegre y simpática. Hospitalaria y generosa.

Tienes el apoyo incondicional de tu familia, padres, hermana, novio y amigos que te quieren muchísimo. En especial tu madre que te llama cada dos por tres a ver si “has comido bien”; papa ese “chapuzas” que te arregla cualquier cosa rota; Antonio que siempre te dice que “sin ti no sería lo mismo”; Sonia que siempre te pide consejo; o Esther que te ayuda en todo lo que necesites.

Has pasado momentos tristes que has superado con mucho valor, has aprendido de tus errores y ahora eres más fuerte. Te cuidas y te esfuerzas por tener una vida sana y saludable, comes fruta y verdura, tomas ese té tan amargo que sienta tan bien, vas a la piscina para liberar tensiones, vas a yoga para tener un ratito de paz, y sales a bailar para divertirte. Disfrutando siempre de una de tus grandes pasiones: la pintura.

Si hoy estas decaída recuerda que “no existe mal viento para buen marinero”. Date un baño caliente, come esos canelones de la abuela y relájate con buena música. Todo lo demás vendrá solo.

Un abrazo de la persona que mejor te entiende,

Tú misma

Ariadna”

Articulo publicado por BenSalut en Circ de Tarragona

La vida es muy corta…

vida corta

Para malgastar otro día en guerra contigo mismo.

¿Qué es la depresión?

Hoy os traemos un interesante vídeo acerca de la depresión creado por la OMS.

“Si estás en dificultad, nunca tengas miedo de pedir ayuda, no hay absolutamente nada de lo que avergonzarse, la única vergüenza es perderse en la vida”

http://youtu.be/vpN8px2QVHI

Conectar con nuestras emociones

inteligencia_emocional_02_x500

Para mí es impresionante el hecho de que podamos estar preocupados por la apariencia de nuestro cuerpo, al mismo tiempo que estamos completamente desconectados de él“. Jon Kabat-Zinn

¿Te has planteado, cuántas veces al día, reprimes tus emociones? ¿Sabes qué emoción estás sintiendo ahora mismo? ¿Podrías ponerle nombre? Nuestro cuerpo a través de la sensación nos va dando pistas de qué emoción traemos, pero para cada persona una sensación puede estar relacionada con una emoción diferente.

12342397_10153222773510814_268839536634220451_nCuando somos capaces de tomar conciencia de su presencia e identificarlas, no sólo nos hacemos presentes, sino que entramos en una relación honesta con aquello que nos está pasando. Una mente desconectada del cuerpo puede ser fuente de sufrimiento e ignorancia, por muy elocuente y lógica que parezca.

La conciencia emocional es la capacidad de percibir las emociones propias y la de los demás. Ser más consciente significa identificar y reconocer de forma adecuada nuestra propia vivencia. Saber qué se siente, en qué medida afecta, sus causas y consecuencias, ayuda a comprendernos mejor. Una vez reconocida la emoción, darle un nombre permite concretar la intensidad, duración y qué otras emociones pertenecen a la misma vivencia. También a poder regularlas posteriormente. O más bien, dejar que fluyan, para que se autoregulen

El término latino emoción simplemente significa “incitar”, “mover a”, “sacar fuera” de nosotros mismos. Esta relacionado con el sentimiento, lo que sentimos nos mueve hacía algo, lo manifestamos externamente y lo expresamos hacía fuera. La emoción siempre es la reacción ante una situación interior o exterior. Es por eso que una emoción saca a uno de su estado habitual. La cualidad de “desagradable” invita a entender que crea disgusto, incomodidad, sensaciones de rechazo u otras, y por lo tanto es conveniente darle otra orientación.

En la medida en que conectemos con la propia emoción y valoremos su expresión nos haremos más responsables de nuestra conducta. Conocer nuestras capacidades y limitaciones nos servirá para la reflexión y búsqueda de nuevas respuestas, nos dará pistas de qué debilidades debemos potenciar, y qué fortalezas poseemos.

PRÁCTICA

aprende-controlar-emociones-saca-partido-L-kkkjz5

La invitación es a estar en contacto con nuestro cuerpo. Sea cual sea la sensación que surja, observa cómo aparece y cómo naturalmente se va, sin tratar de encontrar una explicación inmediata de por qué sentimos eso.

Todas las emociones son necesarias, las desagradables son tan vitales como las agradables, nos están advirtiendo de que hay algo a cuidar ahí. Si sientes algo desagradable, tu lucha contra ello no te ayudará a que se vaya más rápido, sino todo lo contrario. Si sientes algo placentero, tu apego a que se quede y tu miedo a que deje de existir te impedirán disfrutarlo plenamente. El punto clave es estar en el presente, disfrutando de las emociones agradables y acogiendo las desagradables para poder cuidar de uno mismo y potenciar nuestro desarrollo personal.

El primer paso para estar en paz, es ser consciente de tus sensaciones.

Vivir en el ahora

Vivir en el ahora