Ser positivo…

felicidad_optimista.jpg

Ser positivo no significa que no puedas tener pensamientos negativos.
Solo significa que no dejas que esos pensamientos tomen el control de tu vida.

Deja de buscar la felicidad…

melancolia_felicidad.jpg

…en el mismo lugar dónde la perdiste.

Conectar con nuestras emociones

inteligencia_emocional_02_x500

Para mí es impresionante el hecho de que podamos estar preocupados por la apariencia de nuestro cuerpo, al mismo tiempo que estamos completamente desconectados de él“. Jon Kabat-Zinn

¿Te has planteado, cuántas veces al día, reprimes tus emociones? ¿Sabes qué emoción estás sintiendo ahora mismo? ¿Podrías ponerle nombre? Nuestro cuerpo a través de la sensación nos va dando pistas de qué emoción traemos, pero para cada persona una sensación puede estar relacionada con una emoción diferente.

12342397_10153222773510814_268839536634220451_nCuando somos capaces de tomar conciencia de su presencia e identificarlas, no sólo nos hacemos presentes, sino que entramos en una relación honesta con aquello que nos está pasando. Una mente desconectada del cuerpo puede ser fuente de sufrimiento e ignorancia, por muy elocuente y lógica que parezca.

La conciencia emocional es la capacidad de percibir las emociones propias y la de los demás. Ser más consciente significa identificar y reconocer de forma adecuada nuestra propia vivencia. Saber qué se siente, en qué medida afecta, sus causas y consecuencias, ayuda a comprendernos mejor. Una vez reconocida la emoción, darle un nombre permite concretar la intensidad, duración y qué otras emociones pertenecen a la misma vivencia. También a poder regularlas posteriormente. O más bien, dejar que fluyan, para que se autoregulen

El término latino emoción simplemente significa “incitar”, “mover a”, “sacar fuera” de nosotros mismos. Esta relacionado con el sentimiento, lo que sentimos nos mueve hacía algo, lo manifestamos externamente y lo expresamos hacía fuera. La emoción siempre es la reacción ante una situación interior o exterior. Es por eso que una emoción saca a uno de su estado habitual. La cualidad de “desagradable” invita a entender que crea disgusto, incomodidad, sensaciones de rechazo u otras, y por lo tanto es conveniente darle otra orientación.

En la medida en que conectemos con la propia emoción y valoremos su expresión nos haremos más responsables de nuestra conducta. Conocer nuestras capacidades y limitaciones nos servirá para la reflexión y búsqueda de nuevas respuestas, nos dará pistas de qué debilidades debemos potenciar, y qué fortalezas poseemos.

PRÁCTICA

aprende-controlar-emociones-saca-partido-L-kkkjz5

La invitación es a estar en contacto con nuestro cuerpo. Sea cual sea la sensación que surja, observa cómo aparece y cómo naturalmente se va, sin tratar de encontrar una explicación inmediata de por qué sentimos eso.

Todas las emociones son necesarias, las desagradables son tan vitales como las agradables, nos están advirtiendo de que hay algo a cuidar ahí. Si sientes algo desagradable, tu lucha contra ello no te ayudará a que se vaya más rápido, sino todo lo contrario. Si sientes algo placentero, tu apego a que se quede y tu miedo a que deje de existir te impedirán disfrutarlo plenamente. El punto clave es estar en el presente, disfrutando de las emociones agradables y acogiendo las desagradables para poder cuidar de uno mismo y potenciar nuestro desarrollo personal.

El primer paso para estar en paz, es ser consciente de tus sensaciones.

Actuamos como si la comodidad y el lujo fueran los requisitos principales de la vida, cuando todo lo que necesitamos para hacernos felices es algo por lo que estar entusiasmados

223347_559202594104535_670706078_n (1).jpg

Vivir en el ahora

Ser_feliz.jpg

No necesitas nada para ser feliz, pero necesitas algo para estar triste.
bensalut.com

La felicidad es la clave para la vida

La_felicidad_es_la_clave_vida.jpg

Cuando me amé de verdad.

598442_135763729906791_161694243_n.jpg

Cuando me amé de verdad comprendí que en cualquier circunstancia, yo estaba en el lugar correcto, en la hora correcta, y en el momento exacto, y entonces, pude relajarme. Hoy sé que eso tiene un nombre… Autoestima

Cuando me amé de verdad, pude percibir que mi angustia, y mi sufrimiento emocional, no es sino una señal de que voy contra mis propias verdades. Hoy sé que eso es… Autenticidad

Cuando me amé de verdad, dejé de desear que mi vida fuera diferente, y comencé a aceptar todo lo que acontece, y que contribuye a mi crecimiento. Hoy eso se llama… Madurez

Cuando me amé de verdad, comencé a percibir que es ofensivo tratar de forzar alguna situación, o persona, sólo para realizar aquello que deseo, aun sabiendo que no es el momento, o la persona no está preparada, inclusive yo mismo. Hoy sé que el nombre de eso es… Respeto

Cuando me amé de verdad, comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable: personas, situaciones y cualquier cosa que me empujara hacia abajo. De inicio mi razón llamó a esa actitud egoísmo. Hoy se llama… Amor Propio

Cuando me amé de verdad, dejé de temer al tiempo libre y desistí de hacer grandes planes, abandoné los mega-proyectos de futuro. Hoy hago lo que encuentro correcto, lo que me gusta, cuando quiero, y a mi propio ritmo. Hoy sé que eso es… Simplicidad y Sencillez

Cuando me amé de verdad, desistí de querer tener siempre la razón, y así erré menos veces. Hoy descubrí que eso es… Humildad

Cuando me amé de verdad, desistí de quedarme reviviendo el pasado, y preocupándome por el futuro. Ahora, me mantengo en el presente, que es donde la vida acontece. Hoy vivo un día a la vez. Y eso se llama… Plenitud

Cuando me amé de verdad, percibí que mi mente puede atormentarme y decepcionarme. Pero cuando la coloco al servicio de mi corazón, ella tiene una gran y valioso aliado. Todo eso es… Saber Vivir

No debemos tener miedo de afrontarnos, de hecho hasta los planetas chocan, y del caos suelen nacer la mayoría de las estrellas.

Charles Chaplin

Piensa que en ti está el futuro

imagen1.jpg

No dejes que termine el día, sin haber crecido un poco, sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
bensalut.com