No te preocupes por el paso del tiempo

ENVEJECER-CON-HUMOR.jpg

Ocúpate de tus pasos por el tiempo
bensalut.com

El Querer y el Deber

debo_quiero_dudas.jpg

Deja de disculparte y empieza a agradecer

Deja_disculparte_agradecer.jpg

Miedo a lo desconocido

miedo_desconocido.jpg

Uno nunca tiene miedo a lo desconocido;
uno tiene miedo de lo conocido llegando a su fin.
bensalut.com

Prejuicios

prejuicios.jpg

Cuando comprendes que toda opinión es una visión cargada de historia personal, empezarás a comprender que todo juicio es una confesión. bensalut.com

Terapia para la Autoestima en Reus

¿Tienes dependencia emocional?

dependencia_emocional_bensalut.jpg

  • Sensación de no poder vivir sin la otra persona
  • La pareja como prioridad por encima de todo
  • Autoestima baja y ansiedad
  • Dificultad para tomar decisiones
  • Sentirse insuficiente sin el otro
  • Necesidad de aprobación
  • Idealizar al otro
  • Necesidad de tener al otro al lado constantemente
  • Tendencia a la exclusividad en las relaciones sociales
  • Pánico ante el abandono o rechazo de la pareja
  • Sentimientos de culpa, preocupación, vacío
  • Malestar o miedo a estar solo
  • Papel adoptado de sumisión

          Podemos ayudarte

            bensalut.com

¿Qué haces cuando te tratan mal?

me_tratan_mal.jpg

 Me trato bien, y me voy.

Hazlo

hazlo_que_pensaran.jpg

…te van a criticar igual

Lo que decidas hacer…

lo que decidas hc.jpg

…Asegúrate que te haga feliz

La Salud Emocional ayuda a bajar de peso

Hipnosis_adelgazar_reus

Si ninguna dieta te funciona, te cuesta mucho bajar de peso, o al bajar, subes rápidamente, entonces parece que lo que ahora necesitas es llegar al fondo del asunto. Cuando no encontramos remedio que nos ayude, ya sea a sanar o a bajar de peso, es que necesitamos considerar la raíz más profunda, origen del problema: las emociones.

Tu mundo emocional, influye poderosamente en tu cuerpo, que es como una esponja que absorbe y transforma tus emociones en tu estado de salud y en tus rasgos corporales. Según tus emociones, así se sentirá y se verá tu cuerpo.

Si tu cuerpo se siente dolorido, cansado, decaído… o lo ves poco energético, o muy delgado, es que, sin duda, hay una emoción ahí mezclada, de la cual se está alimentando dicha condición. El sobrepeso es una consecuencia de muchas cosas, pero su causa más profunda suele ser un mensaje emocional que por lo general, tiene que ver con la forma en la que uno reacciona a las distintas experiencias le suceden.

Cada persona, según su criterio y su forma de ver la vida, responde de una forma muy distinta a la realidad. Esta reacción depende de cómo fuimos educados y de nuestra particular forma de ser e interpretar las cosas. Así pues, si dos personas viven en una misma casa bajo las mismas circunstancias, no siempre las dos tendrán que reaccionar igual; Ante una misma situación, uno puede reaccionar con llanto, mientras el otro puede estar centrado. Cada uno interpreta de una forma única lo que sucede. Esta forma de reaccionar, diferente en cada persona, son las emociones que nuestro cuerpo vive, siente y experimenta, y que por ende, se muestran reflejados de alguna manera en el exterior.

¿Qué emociones provocan el Sobrepeso?

Muchas veces cuando una persona se siente insegura o amenazada por algo, empieza a generar una necesidad de protección. La persona siente que debe de estar a la defensiva, que tiene que esconderse o protegerse. En algunas personas, estas resistencias o inseguridades pueden derivar en un cuerpo muy rígido y no precisamente con sobrepeso; sin embargo, la diferencia entre aquellas de cuerpo rígido y aquellas con sobrepeso, podría ser la hipersensibilidad. En el sobrepeso o la gordura, la persona tiende a sobre-reaccionar ante las cosas que le suceden.

La ira acumulada es otra emoción que puede generar sobrepeso. La ira es el resultado de la inseguridad. No se expresa porque hay miedo a alguna reacción que no se desea, o quizá se expresa, pero no se siente comprendida, lo que ocasiona resentimiento o resistencia a perdonar. Cuando el enojo no es expresado o comprendido, la persona está constantemente a la defensiva, se protege.

La Dieta Emocional

Para llegar a comprender el mundo emocional, es necesario tener en cuenta sobre todo, que lo que sentimos no está ni mal ni bien, que todo lo que sentimos es una forma de adaptarnos a los que nos sucede, bajo nuestros mejores recursos y conocimientos. Si consideramos que lo que sentimos está mal, entonces será difícil que podamos hacer algo, pues estaremos rechazando una parte importante de nosotros mismos, que son nuestras emociones.

Una de las principales causas de la ira es estar esperando que algo o alguien se comporte como nosotros queremos o esperamos. En el fondo, la ira no es más que una especie de egoísmo, por creer que el otro debe de hacer, decir o pensar determinadas cosas. Si constantemente estamos esperando que el otro sea como queremos, entonces nos sentiremos muy inseguros.

Al igual que las dietas nutricionales, la dieta emocional consiste en desechar primero aquello que no sirve; en este caso una “depuración emocional”. Así pues, lo primero que hay que hacer es liberarse de todos esos pensamientos “tóxicos” que provocan que uno se mantenga en una postura de víctima o de inseguridad.

La fórmula clave es que, cada vez que te sientas agredido por algo o alguien, o que recuerdes algo del pasado que te hizo sentir muy enfadado, es necesario que empieces a dejar pasar las agresiones por alto y a no tomarlas como algo personal. Empezar a reconocer que ninguna persona tiene que hacer o decirte lo que tú esperas o quieres. Que nadie es responsable de tu felicidad (eso te corresponde a ti).

“Dejar pasar” significa que debes quitarle el poder de tu realización a los demás, retomándolo tú mismo. Así que, si te sientes muy enfadado por algo y no lo puedes expresar o te sientes incomprendido, empieza por decirte a ti mismo: “Estoy dispuesto a construir con responsabilidad, la vida que yo quiero”.

Los pensamientos que debes de empezar a “tomar” cada día y cada vez que te acuerdes, son aquellos que te inspiren seguridad y confianza en ti mismo. Por lo tanto, tendrás que evitar “pensamientos chatarra”, como la autocrítica o la autoexigencia severa, los cuales sólo te hacen sentir inseguro.

Permítete pensamientos que te den confianza y nutran tu corazón con fuerza y seguridad; esto hará que, poco a poco, empieces a ahondar más en aquellas cosas que te hacen sentir vulnerable e inseguro, y empieces a sacarlas de tu vida con una nueva comprensión. Si trabajas en tu confianza personal y te vas haciendo responsable de lo que sientes, es algo que se reflejará en tu cuerpo. Por supuesto, también hay que tener presente otros factores como una buena dieta alimenticia, ejercicio físico y hábitos saludables, que al fin y al cabo se traducen en una salud interior y exterior.

Desde BenSalut podemos ayudarte en todo este proceso para que vuelvas a conectar con tu Salud física, mental y emocional. Leer más en cómo adelgazar con hipnosis en Reus (Tarragona)

¿Por qué no te peleaste con él?

pelea.jpg

¿Tenías miedo a la derrota?; – Si alguien se acerca con un regalo, pero tú no lo aceptas, ¿a quién pertenece el regalo?; – A quién lo traía; – Lo mismo ocurre con el odio, la envidia y las malas palabras. Hasta que no las aceptas, le pertenecen al que las traía.

Foto de Vadim Trunov.

Espejito, Espejito…

espejito.jpg

Manual para superar la inseguridad

manual_superar_inseguridad

 ¿Cómo encontrar la preciada autoestima?

 La inseguridad y desconfianza nos impiden muchas veces llevar a cabo objetivos que son importantes para nosotros o nos provocan mucho estrés a la hora de hacerlos. Por debajo de la inseguridad suele haber miedos, bien sea a no ser lo suficientemente bueno, a estar solo, a que nos pase algo, a la crítica, a no tener lo suficiente… y para sobrellevarlos intentamos controlar circunstancias o factores externos a nosotros.  El problema es que ponemos nuestra seguridad en manos de lo que no controlamos, y eso no ayuda a tener más seguridad en uno mismo. En un mundo de incertidumbre, en el que todo está en constante cambio, la seguridad interior tiene que venir de la confianza en nosotros mismos, de tener la convicción de que sabemos adaptarnos pase lo que pase y salir adelante.

Pero entonces, ¿cómo se consigue eso?

Confiando más en uno mismo y enfrentándonos a nuestros miedos

Cuando escogemos actuar y enfrentamos a nuestros miedos, aumenta nuestra valencia y fuerza para seguir con retos mayores. Cada vez que elegimos lo que para nosotros consideramos un “riesgo”, salir de nuestra zona de confort, aumenta nuestra confianza. No es el éxito lo que nos da confianza sino el saber que no nos quedaremos bloqueados en situaciones críticas.

Manteniendo nuestra mente y cuerpo activos y abiertos al cambio

En relación al punto anterior, el cambio y la incertidumbre no tienen por qué ser algo negativo, de hecho en muchas ocasiones habrán sido muy beneficiosos en nuestras vidas. Los retos se convierten en atractivos cuando no buscamos la perfección y queremos superarnos a nosotros mismos. El mantener nuestra mente y cuerpo activos, con aprendizaje continuo, da mayor seguridad para enfrentarnos a cualquier otra circunstancia. Cuando confiamos en nuestra capacidad de aprender es mucho más fácil adaptarse y aceptar cualquier situación nueva (o de riesgo) en nuestras vidas.

Siendo siempre uno mismo

Somos únicos, no hay otro como nosotros, y cualquier persona sabe que una pieza única y especial es de mayor valor. Tanto nuestras virtudes como nuestros defectos hacen que seamos más especiales aún. Ya que lo que consideramos como defectos, no dejan de ser interpretaciones nuestras, cualquier defecto se puede convertir en una gran virtud en el momento y lugar oportuno. De ahí la frase, “siempre hay un roto para un descosido”. Mostrarnos de forma auténtica y aceptarnos por quienes somos, con nuestras fortalezas y debilidades es un punto vital para aumentar la confianza en uno mismo.

No depender de la opinión de los demás

No podemos gustar a todo el mundo. Esto es algo que la mayoría de gente está de acuerdo, no obstante, suele fallar en la práctica. Cuando se entiende la crítica como algo natural entre personas, se deja de interpretar como una ofensa personal, el estar en desacuerdo con la opinión de uno no significa un rechazo a su persona. Siempre se puede aprender algo de la opinión ajena, usémosla a nuestro favor, no en nuestra contra.

Disminuyendo nuestras necesidades

En la economía actual se crean necesidades artificiales que pueden llegar a parecer indispensables en nuestra vida. Esta indispensabilidad hace aumentar nuestra sensación de incertidumbre de lo que pasará en el futuro. Es importante ser conscientes de la mayor parte de las cosas que tenemos o queremos tener no son vitales para vivir y mucho menos para ser feliz. Lo que nos hace libres de todo lo material, no es el poseerlo, sino el conocimiento de que no lo necesitamos, aunque eso no quita para que en ocasiones podamos disfrutar de ello.

En conclusión

inseguridad

La verdadera seguridad en uno mismo reside en el conocimiento de saber que, pase lo que pase, contamos con los recursos y sabiduría necesarios que nos ayudarán a seguir adelante y a afrontar todos aquellos cambios inesperados que puedan surgir en nuestras vidas. Y en caso de no contar con ellos, confiar en nuestra habilidad de aprendizaje, adaptación o incluso de búsqueda de ayuda externa. Excepto la muerte, todo tiene solución, e incluso esta es la solución para la vida.