Cierra el ciclo y olvida a tu ex

celosRealmente los ciclos en sí no se cierran, estamos en un constante ciclo de ciclos que están interconectados entre sí; gracias a uno empieza gradualmente el que le sigue. El problema es que nos quedamos mentalmente atorados en el pasado y frenamos nuestro propio avance hacia el presente. Aplicado a la relación de pareja, cerrar un ciclo no significa que olvidas a tu ex por completo, significa que descubres la evolución dentro de ti a partir de dar por terminada esa relación.

Un ciclo es una serie de momentos en nuestra vida impregnados de ciertos sentimientos agradables o desagradables a los cuales nos apegamos. (Sí, también nos apegamos a los desagradables).

¿Qué no es cerrar un ciclo?

  • Pensar que eso que viviste ya no existe más o que fue parte de otra vida tuya en esta Tierra
  • Esperar que jamás volverás a pensar en esa persona, esperar que realmente la olvidarás
  • Pensar que lo que viviste fue una farsa y necesitas quemarlo y destruirlo
  • Querer hacer un “reset” en tu mente y empezar de cero o ser el que eras antes
  • Empezar una nueva relación de pareja inmediatamente después de terminar la pasada

¿Qué sí es cerrar un ciclo?

  • Observar quién fuiste dentro de esa relación y descubrir aspectos tuyos que no conocías
  • Asimilar la evolución dentro de ti y crecer con esa experiencia para crear una nueva, diferente y con un mayor nivel de conciencia
  • Volver a despertar los sentimientos positivos que te generó esa relación dentro de ti (no porque ya no está la persona significa que dejas de sentir amor)
  • Agradecer por lo que sí viviste y sí recibiste
  • Recordar con cariño a tu ex, sin guardarle enojos o resentimientos
  • Fortalecerte a partir de esa relación y determinar qué deseas para la próxima

Recordar para vivir, en lugar de olvidar para respirar

¿Por qué se es difícil cerrar ciclos?

Básicamente por la existencia de lo que viene siendo el apego. Ese famoso vínculo afectivo que hacemos con las personas y objetos que nos rodean.  Es la idea de que la persona, situación u objeto tiene el poder de generarnos ciertos sentimientos agradables dentro de nosotros, y por eso, su pérdida o ausencia, significa la pérdida y ausencia de ese sentimiento agradable. Es como si se llevara consigo un pedazo de nosotros mismos. Sentimos que al terminar con nuestro ex se lleva consigo nuestra alegría, ilusión, cariño, confianza y satisfacción en la vida.  Nos apegamos a la persona y creemos que ella es la fuente de nuestra alegría, que gracias a ella sentíamos ciertas cosas y que por lo mismo, nada más con ella podríamos sentirlo. Tu ex pareja no era la fuente de esos sentimientos agradables dentro de ti, esos sentimientos se generaron dentro de ti, desde ahí brotaron, no llegaron del exterior. Tú eres el que decide dejar brotar esos sentimientos y quien le pone ciertos requisitos para dejarte hacerlo. Ninguna relación será igual, así como ningún enamoramiento lo será, el que te vuelvas a enamorar va a depender de qué tan abierto estés a esa posibilidad, de dejarte sorprender.

¿Cuáles son los intentos fallidos para olvidar a tu ex?

  • Fugarte en relaciones pasajeras y superficiales que te distraen y te proveen de cierta adrenalina, para de nuevo sentarte el domingo por la tarde a pensar… no es lo mismo que con fulanito o fulanita
  • Buscar incansablemente personas que se parezcan a tu ex, con la ilusión de que al compartir características, compartirás sentimientos.  Lo único que logras con esto es reafirmarte a ti mismo que ninguna persona es como él o ella. ( Y claro, eso es verdad)
  • Cerrarte en tu mundo interior, enojarte con el sexo opuesto y verlos como tu peor enemigo, vivir con cierta acidez y desilusión ante la vida, creyendo que así, enojado, olvidarás más rápido a tu ex
  • Realizar actividades en exceso como fumar, beber, salir de fiesta, drogarte, comer, (cualquier actividad que busques con desesperación de tenerlo ya y ahora) intentando llenar ese vacío que crees que esa persona te dejo ante su partida.

Impedimentos para avanzar a nuevos ciclos

olvidar

  • Sentir que perdiste dentro de tu interior eso que sí recibiste y sí viviste, como la famosa frase de ¿entonces todo fue una mentira?
  • Creer que difícilmente volverás a sentirte de esa manera en el futuro, y de cierta forma eso es cierto, de esa misma exacta manera solamente con esa persona te sentiste, pero eso no significa que no puedas sentir algo todavía algo más profundo e intenso con alguien más
  • Sentirte culpable o 100% responsable de haber terminado la relación
  • Echarle toda la culpa o responsabilidad a la otra persona

Entonces, ahora sí…

¿Cómo dejar en el pasado a tu ex?


Deja de esforzarte por olvidar

Olvidar es para las personas con problemas de memoria (amnesia). Como probablemente tú no tienes ese problema, deja de esperar que olvidarás a tu ex.  Tu ex fue real, lo que viviste con esa persona fue real, y no se trata de que lo olvides, se trata de que agradezcas que existió, tomes lo que recibiste, te fortalezcas, y cojas fuerza para estar contigo mismo y si te apetece poder estar con alguien más.

Entiende lo que realmente sucedió

Si terminas una relación y te pilla por sorpresa, es porque seguramente no quisiste ver la realidad a tiempo, pasaste por alto pequeños avisos o señales de lo que estaba pasando, preferiste seguir creyendo en la ilusión, dejando de ver al otro, dejando de ver la relación. Probablemente la otra persona hizo lo mismo, pretendiendo que todo estaba bien, actuando como si nada, dejando de escuchar las señales dentro de ella que le decían que el ciclo estaba estancado, hasta que con la acumulación, explotó y dio por terminado todo. Ninguna relación permanece de la misma manera para toda la vida, pues ninguna persona permanece siendo el mismo toda la vida.  Todos vamos cambiando y evolucionando, y si frenas esa evolución en ti, la frenarás en la relación.  O quizás querías que la relación fuera igual siempre, y eso mismo fue lo que generó que se estancara. Así es que comprende lo que realmente sucedió sin culpar a nadie, simplemente con consciencia para poder aprender y hacerlo diferente la próxima vez.

Fortalécete y reinvéntate en tu interior

aumentar-la-autoestima

Si realmente quieres evitar que en el futuro te vuelvan a lastimar, aumenta tu autoestima, se honesto contigo mismo y con la relación, abre los ojos a las señales, aprende técnicas de comunicación para llegar a acuerdos, toma en cuenta los sentimientos de la otra persona, se auténtico y manda el mensaje que realmente quieres mandar, conoce al otro por quien realmente es más allá de la imagen, date valor a ti mismo dentro de la relación. Si te das valor a ti mismo desde el principio en una relación, permanecerás en una relación positiva.  Pero si desde el inicio de la relación estás al servicio del otro y te olvidas de ti mismo, aumentan las probabilidades de que salgas lastimado.

Enamórate de ti mismo 

Quizás suene cursi o demasiado optimista, pero realmente la mejor manera de superar a tu ex, es enamorándote de ti mismo. Si contigo estás completo dejas de necesitar de alguien más, y el estar en pareja se convierte en un compartir de tu felicidad, no en un requisito para ser feliz.

Descubre el aprendizaje 

Lo ideal es que cada relación que tengamos se convierta en un avance y crecimiento en el entendimiento de nosotros mismos, en discernir nuestras preferencias, en definirnos para entonces crear lo que deseamos para nuestro presente y futuro. El pasado en realidad no existe, siempre es un maestro de quienes somos, nos da información muy valiosa de cómo percibimos la realidad. Tu relación pasada quizás te enseñó aspectos muy valiosos de ti mismo y si los descubres, te será más fácil seguir adelante.

Confía 

Confía en la realidad de que si terminó es porque tenía que ser así, por más que para ti todo estuviera perfecto, si para la otra persona no era así, es porque había algo en la relación que no estaba funcionando. Confía en ti mismo, eres capaz de volver a generar esos sentimientos dentro de ti. Confía de nuevo en las personas que te rodean, no porque una te lastimó, significa que las demás harán lo mismo.  El que una persona te lastime significa que basabas tu felicidad en ella, y si fue así, entonces es momento de reubicar en qué basas tu realidad. Los demás sólo tienen el poder de lastimarte si tú lo permites, si tú les entregas ese poder. Realmente no deberíamos de tener miedo a salir lastimados, pues eso depende de nosotros mismos, no de los demás.pareja ilusion

 

Identifica lo que se llevó y lo que te dejo

Ubica qué es lo que tú sientes que perdiste junto con esa persona, qué sentimientos o cualidades en tu interior sientes que se llevó, puede ser tu confianza o amor, lo que tú sientas que se llevó, solamente ubícalo. Lo que se llevó es una ilusión, pero lo que te dejó no. Es imposible agradecer algo que no hayas recibido, así es que haz una lista con todo eso que agradeces de esa relación.

Deja de querer recrear el mismo enamoramiento

A veces pensamos que nos enamoramos de nuestro ex porque tenía ciertas cualidades físicas o de personalidad, y creemos que solamente de esa manera nos podremos volver a enamorar, o que el enamoramiento siempre lleva una secuencia dentro de nosotros. Eso no es así, cada vez es diferente, y si sigues aferrado a encontrar lo mismo de antes, tan sólo te frustrarás.

Avanza

La mejor manera de avanzar es simplemente actuando, moviéndote, accionándote.  Si ya lo estás haciendo y sientes que no te ha dado resultados, observa lo que sí has estado recibiendo, quizás no es tu expectativa, quizás no es lo que esperas, pero seguramente sí estás avanzando, reconócete por eso. Aclaro, avanzar no es tener una nueva relación o volverte a enamorar, avanzar es sentirte libre y tranquilo contigo mismo, y entonces en el momento que menos lo esperes, llegará la persona que resuene con tu energía. Deja de avanzar y súbete al tren de la vida que ya está sucediendo, aunque tú estés ahí esperando a que te vuelva a suceder lo mismo de antes.

Ritual de despedida

nuevo_comienzo

Necesitas de 15 minutos a 1 hora, (dependerá de ti) para hacer el siguiente ejercicio.

  1. Busca un lugar y momento en el que estés tu solo y te sientas libre de expresarte
  2. Siéntate en una silla e imagina que frente a ti tienes a tu pareja pasada
  3. Empieza por decirle lo primero que te venga a la mente, lo que sientes, si estás enojado por algo este es el momento de decírselo, desahógate de todo aquello que te gustaría decirle
  4. Empieza a agradecerle por todo lo que recibiste y aprendiste de él o ella y de la relación
  5. Pídele que te regrese todo aquello que crees haber perdido junto con su partida, que te regrese tu alegría, tu confianza o tu pasión, lo que sea que hayas sentido que se llevo al irse
  6. Cierra los ojos y siente como vas recuperando esos sentimientos agradables dentro de ti y date cuenta que nacen de ti, con o sin esa persona
  7. Si necesitas pedirle algo más, hazlo
  8. Explícale lo que vas a hacer ahora en tu vida y cómo te vas a relacionar con los demás.
  9. Despídete imaginando inclusive que le das un abrazo
  10. Párate y es muy importante que le digas “ahora voy a continuar con mi vida” e imagines cómo le das la espalda y te vas

Otros puntos importantes

  • Haz una revisión de todos los mensajes, cartas o mails que tengas y decídete a borrarlos, cada vez que lo borras le das las gracias.
  • Lo mismo con los objetos materiales, agradéceles y despídete de ellos.
  • Evita hablar mal de esa persona o de querer justificar con otras razones su ruptura, en el fondo tu amaste a esa persona y de nada sirve ahora poner a los demás en su contra, pues en el fondo te sentirás culpable.
  • Distingue el apego que te hace sentir un sufrimiento o vacío en la barriga por su ausencia, y ten la valentía de tener paciencia para recuperar tu paz interna, dándote amor a ti mismo.
  • Deja de idealizar a tu pareja pasada, pensando que era perfecta y que nunca nadie más lo será.
  • Evita ponerle requisitos a las nuevas personas que van entrando a tu vida en base a tu experiencia pasada, no porque te haya ido mal con un… alto, no significa que con todos los altos te irá igual (aplícalo con características más internas).
  • Ábrete a la posibilidad de enamorarte en cualquier momento y de cualquier persona, con la idea clara en tu mente de que cada vez será diferente.

          Y tú… ¿Qué necesitas recuperar dentro de ti?

BenSalut
Fuente: desansiedad.com

Perdonar

perdonar.jpg

 

…es poder ir al pasado y volver ileso

LA CASA IMPERFECTA

Resultado de imagen de casa imperfecta“Un maestro de construcción, ya entrado en años, estaba listo para jubilarse y disfrutar de su tiempo libre. Le contó a su jefe sobre sus planes de llevar una vida más placentera con su esposa y su familia. Iba a extrañar su salario mensual, pero necesitaba retirarse; ya se las arreglarían de alguna manera. El jefe se dio cuenta de que era inevitable de que su buen empleado dejara la compañía y le pidió, como favor personal, que hiciera un último esfuerzo: construir una casa más.

El hombre accedió y comenzó su trabajo, pero sólo pensaba en lo que vendría después, tenía ganas de acabar y no estaba poniendo el corazón en lo que hacía. Utilizaba materiales de inferior calidad, los errores se pasaban más por alto, total es la última. Y todo se hacía con prisa, “cuando antes acabe antes disfrutaré”. Cuando el albañil terminó el trabajo, el jefe fue a inspeccionar la casa y de repente le extendió las llaves de la puerta principal. “Esta es ahora tu casa -dijo-. Es un regalo para ti por todo lo que has hecho por la compañía. Muchas gracias por tu dedicación”. El albañil se vino abajo, toda la vida haciendo un trabajo impecable, y ¡ahora tendría que vivir en el desastre de casa que él mismo había hecho!”.

La vida de ahora es el resultado de nuestras actitudes y elecciones del pasado. Tú vida de mañana será el resultado de tus actitudes y elecciones de hoy. Y es que la vida está formada por infinitos pequeños momentos que definen quienes somos, qué hacemos y cómo lo hacemos. Cada día clavamos un clavo, levantamos una pared o edificamos un techo. Muchas veces no valoramos nuestra rutina diaria. No damos lo mejor de nosotros porque ansiamos terminar, no tenemos tiempo o ganas; en el trabajo, en el cuidado personal, en el trato con el otro, etc. Esperamos que después ya cambiara todo. Pero ese después muchas veces nunca llega. Y nos pasamos el día a día viviendo en una casa a medias. Construye tu “casa” (vida) poniendo tu corazón en ello, viviendo cada instante cómo único y valioso, porque ese después quizá no llegue nunca, de hecho ahora mismo no existe, el AHORA es lo único que necesitas ¡disfrútalo!.

Estoy listo

estoylisto.jpg

Querido pasado, gracias por todas las lecciones.

Querido futuro, estoy listo.

bensalut.com

Conectar con el Presente

GUIARPASADO.jpg

Cómo recordar a los fallecidos con amor y no con pena

yee-peng-festival

El día 1 de noviembre es un día de recuerdos. Recuerdos del pasado, de las personas queridas que ya no están con nosotros. Es el día de la pérdida y toda pérdida lleva un duelo. Cuando recordamos a nuestros seres queridos fallecidos nos centramos en el pasado y pensar en el pasado es símbolo de nostalgia y tristeza. Añoramos lo que hemos perdido y la idea de que no tenga vuelta atrás es difícil de encajar.

Las emociones protagonistas en este día son la pena y el dolor. Las emociones tienen una función evolutiva, significan algo y nos dan información. La ansiedad o el miedo nos avisan de la presencia de una amenaza y la tristeza, de que existe algo en nuestra vida que no funciona bien. Tener ansiedad o pena permite que adoptemos posturas o intervengamos para poner fin al estresor o al malestar. Incluso cuando el origen de ese malestar no tenga solución. No podemos volver a tener a la persona entre nosotros, pero sí podemos cambiar la actitud para sentirnos mejor con la pérdida.

  1. Acepta la pena. Vivimos en una sociedad en la que rehuimos del todo el malestar. Queremos estar siempre felices y a toda costa. Nos bombardean con mensajes positivos y optimistas y parece que si no estuvieras feliz, no seas nada. Es cierto que la actitud optimista es una gran aliada en nuestra vida, pero hay situaciones que requieren de la tristeza y la frustración. Acepta que te sientes así y el motivo por el que lo sientes. Piensa que las emociones se presentan al inicio de forma brusca, nos cambian la vida, pero que poco a poco, a medida que nos adaptamos a la pérdida, van perdiendo intensidad. Deja que todo siga su curso natural.
  2. Sufrir no significa querer más a la persona. Cuando recordamos a las personas que se han ido, parece que tuviéramos que hacerlo con pena y no con risa. En nuestra sociedad relacionamos la pena por alguien con el amor que le profesábamos. Y si no lloras, no lo sientes. Es un error. Las muestras de amor son la dedicación, el tiempo compartido, la comprensión, la ayuda que has prestado, el cariño, la comunicación, pero no la tristeza por la pérdida.
  3. Quédate con todo lo que aportó esa persona a tu vida. Hoy es un día de recuerdos pero no tienen que estar centrados en “lo que se ha ido y nos falta” sino en las enseñanzas y las experiencias que compartimos con esa persona, las veces que reímos juntos. Aprende a disfrutar de la persona fallecida. Recordar aviva los sentimientos y emociones y podemos llegar a experimentar emociones idénticas a las vividas en la situación real. Así que trata de echar leña para que los recuerdos sean entrañables, incluso graciosos, en lugar de tristes.
  4. Piensa en cómo le gustaría a tu ser querido que estuvieras pasando el día hoy, y trata de “complacerle”. Las personas a las que amamos nos desean el bien y quieren que seamos felices. Sufrir por el que no está es una conducta normal, pero seguro que no es lo que la persona fallecida hubiera elegido para ti. Querría que estuvieras viviendo una vida serena, aprovechando los momentos pequeños de la vida y que siguieras disfrutando de todo. Trata de complacer a quien ya no está siguiendo el estilo de vida que hubiera deseado esa persona para ti. Es una forma de estar en contacto y en paz con esa persona.
  5. Enseña a tus hijos y familiares otro modelo de conducta que relacione amor y muerte. En las películas americanas nos suelen mostrar un funeral bastante más alegre que los que celebramos nosotros. Se celebran en casa, los amigos y compañeros traen comida, se proyectan fotos y vídeos de la persona fallecida, se habla con naturalidad del tema, se acompaña a los afligidos, pero no se dramatiza. La manera en cómo festejas la muerte es una elección. Y está claro que hay formas dramáticas de hacerlo y otras, que siendo respetuosas, son más llevaderas.
  6. La persona deja de estar físicamente presente, pero no tienes por qué olvidarla. A muchas personas les consuela seguir en contacto con su pareja, sus hijos, amigos, un familiar muy querido después de la muerte. Hablar con la persona, pedirle ayuda, recordar son conductas normales y saludables, siempre que te hagan sentir bien.

proceso-de-duelo

 

bensalut.com
Fuente: El Pais

Soy quién decido ser

soy quien decido ser.jpg

Aunque nada cambie, si yo cambio, todo cambia

transformate.jpg

Este momento es un regalo

presente.jpg

El pasado es una historia, el futuro es un misterio. Y este momento es un regalo. Por eso se llama Presente.
bensalut.com