¿Por qué no te peleaste con él?

pelea.jpg

¿Tenías miedo a la derrota?; – Si alguien se acerca con un regalo, pero tú no lo aceptas, ¿a quién pertenece el regalo?; – A quién lo traía; – Lo mismo ocurre con el odio, la envidia y las malas palabras. Hasta que no las aceptas, le pertenecen al que las traía.

Foto de Vadim Trunov.